Wellness
September 2, 2021

Teletrabajo: las claves para afrontarlo sin estrés

No creíamos que el trabajo online sería una realidad hasta que lo hemos vivido. La Covid-19 ha hecho que tengamos que plantearnos la forma tradicional de trabajar y adaptarnos de forma inesperada al trabajo en remoto.

El teletrabajo se ha abierto paso como una forma indispensable para mantener el empleo y asegurar la actividad económica. De hecho, según una estimación realizada por la compañía CaixaBank, el 32,6% del total de los empleados en España podría potencialmente llevar a cabo su trabajo de una manera completamente remota. Sin embargo, en 2019, sólo el 8,3% de los empleados en nuestro país trabajaba desde casa; un porcentaje muy bajo si tenemos en cuenta a los países con economías líderes en teletrabajo, como Luxemburgo, que posee una tasa del 33,1%, o los Países Bajos, donde el 37,1% de los ocupados teletrabajan.

Ahora bien, ¿ha sido fácil adaptarse a este cambio? Para muchos parar en seco la vida frenética en la que se encontraban y verse sin previo aviso anclados a trabajar desde casa ha sido un cambio drástico. Pero, por suerte o por desgracia, es una realidad que tenemos que afrontar y que gracias a las incipientes herramientas digitales no será un proceso tan angustioso. Por eso, queremos darte estos pequeños tips para afrontar el teletrabajo y que no te vuelvas loco en el intento:

Reserva una zona de tu casa exclusivamente al trabajo

Parece algo obvio, pero es imprescindible crear un ambiente en el que te sientas a gusto y relajado, ya que vas a permanecer muchas horas en él. Por supuesto no hace falta que hablemos de deshacerse de la silla mediocre que tenías olvidada en algún rincón y hacerte con una en la que realmente puedas estar muchas horas sin sentir tantas molestias. Añadir alguna planta o una vela también podría servirte para conseguir un entorno más agradable. Trata de sentirte cómodo y tranquilo en el espacio destinado a trabajar.

¡No te quedes en pijama!

Aunque el cuerpo te pida quedarte en pijama, un consejo básico, pero muy efectivo, es cambiarte de ropa y vestirte como si fueras al trabajo de forma presencial. Afrontar la actividad como si fuese tu rutina laboral habitual es muy importante para no caer en la comodidad y el desespero. Desayunar, ducharte o cambiarte, sin duda te crearán una mayor predisposición para trabajar.

Márcate una rutina

Tener una rutina con unos objetivos que puedas conseguir es imprescindible. Aunque a veces pensemos que tener una rutina es aburrido y nada beneficioso, lo cierto es que diversos estudios aseguran que a largo plazo aporta muchos beneficios. La rutina nos permite, tanto en la vida personal como en el trabajo, optimizar nuestro tiempo, organizarnos para poder hacer todas las tareas que tenemos pendientes y tener sensación de control y seguridad en nuestra vida.

Separa el tiempo de ocio de las obligaciones laborales

Planea el día de forma que en tus ratos libres puedas salir de casa y dejar tu zona de trabajo para despejar la mente. El trabajo remoto puede ser un arma de doble filo, tienes la comodidad de no tener que transportarte hacia tu puesto de trabajo, pero eso puede repercutir en el incremento de estrés al verte las 24 horas del día en el mismo sitio, mezclando la vida personal con la laboral. Es importante diferenciar ambas facetas, cambiando de espacio y de actividades.

Crea vínculos con tus compañeros de trabajo

Una de las cosas que más miedo da del trabajo a distancia es no poder socializar como lo hacías antes. Puede parecer insignificante, pero salir a por el cafecito de media mañana o simplemente compartir una sonrisa con un compañero de trabajo ayuda a tener un día más ameno.  La necesidad de interacción social aumenta cuando tenemos que teletrabajar debido al tiempo que se pasa trabajando de forma aislada. Por esta razón, debes tratar de establecer buenas conexiones con tus compañeros fuera del trabajo y mantener las relaciones y la comunicación incluso cuando trabajes a distancia, de modo que en tu rutina en remoto también tengas contacto personal.

Aunque ha sido una situación un poco estresante para todos, en Bounsel trabajamos para hacer que este cambio sea más fácil. Al igual que nuestro equipo utiliza herramientas digitales que permiten mantener una comunicación fluida entre los trabajadores de la empresa, nosotros te ofrecemos nuestro software para poder gestionar toda tu documentación en cualquier lugar y en cualquier momento, además de poder trabajar y comunicarte en tiempo real con tus compañeros incluso en la distancia. Sin ninguna duda, con todo esto podrás afrontar el teletrabajo con mejor humor y mayor predisposición.

¿Qué te han parecido todos estos tips? ¿Te ha repercutido el teletrabajo en el estado de ánimo, o por el contrario has sido capaz de hacer cambios en tu rutina y mantenerte activo?

Si quieres conocer soluciones tecnológicas con las que optimizar tu trabajo, consulta el artículo “Las 7 herramientas para comenzar la transformación digital de tu empresa”. También puedes visitar nuestra web y descubrir todas las ventajas que ofrece Bounsel.